6:35 minutos dura lo que tengo que contaros

Tuve que cambiar de la linea al círculo para entender que todo cicla, de verdad,
que no hay posturas, ni decisiones, ni identidades absolutas,
que soy un continuo de acciones y movimientos de 360º, y que con la química adecuada, puedo pasar del circulo a la esfera, donde realmente el tiempo no existe, y solo puedes ser lo que de hecho eres ahora, en este mismo instante en el que escribo.

¿quien eres hoy? ¿hacia donde quieres caminar? ¿que es lo que te mueve?, responde sin el peso de la determinación, con la intensidad de la certeza del momento presente, y confiando en que tu vida y el futuro sabe atar cabos. La vida es mucho más grande que tu, y camina encajando las piezas. Y grábate en video, o hazle fotos a tus manos, registra tu vida en algún lugar al que puedas dirigirte cuando seas lo suficientemente vieja, y la aceptación haya ganado más batallas que el miedo. Escribe, pinta, habla, cocina, camina, dejando un rastro humilde de tu paso por el mundo, tu paso imperceptible en la grandeza del universo y la magnitud del cosmos, pero imborrable en el camino de tus años. Nadie espera nada de ti, que tu no esperes de ti misma, y todo lo que esperas, podría cambiar mañana, así que vamos allá….hola de nuevo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *