Apuntes para Sexología

Hace unos días, como hago de manera habitual en el CJAS, abrí el correo de titulares que nos filtran desde la Federación de Planificación Familiar Estatal en temas relacionados con la sexualidad, la educación sexual, los derechos sexuales y reproductivos, etc.  Me gusta ponerme al día y explorar la actualidad en otras «músicas» y sobretodo, me interesa conocer el modo en que los medios de comunicación manejan el discurso respecto a la sexualidad, y cuáles son los valores que transmiten.

Casualmente me encontré con una noticia digital del periódico el Mundo, que os invito a leer primero para seguir la entrada, y que aparece con este titular: Una de cada 5 jóvenes españolas no utiliza ningún método anticonceptivo. Estoy convencida de que la intención de este artículo es saludable, también reconozco el valor de la búsqueda de fuentes y la amplitud de los datos. No obstante, no he podido evitar preocuparme un poco por algunos aspectos del mismo, especialmente el tono de algunos párrafos, y las ideas que pueden derivarse de la forma de tratar la información, y que desde mi punto de vista exponen una imagen injusta de las personas jóvenes, especialmente de las mujeres jóvenes.  Me gustaría hacer una pequeña reflexión al respecto y cosas que quiera yo decir, pero como no quiero pasar de 1000 palabras que es muchísimo pero me conozco con este tema, ya os digo que cuando llegue a las 1000 paro, esté donde esté, y luego ya veo si sigo en otra ocasión, total qué más da.

Y empiezo por el principio: El Titular.

Que en el titular hablen de «las jóvenes» nos lleva directamente a la idea de que en las relaciones sexuales, son ellas las únicas responsables de la toma de decisiones respecto a la anticoncepción y el uso del preservativo... y así en general, el tono del artículo no ayuda mucho a repartir responsabilidades, y lo que es peor, te deja como una especie de miedo, algo como … «dios mío esas chicas locas que no son conscientes de los peligros que andan por ahí» y puesto que no parece que ellos tengan mucho que decir respecto a los embarazos, ni a las ITG, ¿tenemos también que inferir que uno de los peligros son «los jóvenes» con o? o ¿que la irresponsabilidad masculina es tan natural que ni se discute? o ¿simplemente que ellos no pinchan nada en los coitos? porque…estábamos hablando de coitos ¿no? ,o ¿era de relaciones sexuales? …

Una consideración general: Desde mi punto de lectora, y disculparme, el primer párrafo es alarmante, paternalista y adultocrático, es decir, que la posición de superioridad moral adulta no se disimula, cosa bastante habitual cuando los adultos hablan del modo en que los jóvenes viven su sexualidad, como si realmente las vivencias, sensaciones, elecciones  personales fueran susceptibles de ser buenas o malas, como si realmente existiera una forma de vivir la sexualidad correcta que además se alcanza en la edad adulta,  olvidando que cada vivencia, y cada decisión solo puede ser subjetiva, y solo puede entenderse en el complejo entramado de la biografía sexuada.  Desde la sexología, hacemos grandes esfuerzos para explicar la importancia de entender la sexualidad como un proceso biográfico, con peculiaridades características de cada etapa evolutiva, y de cada ¡instante! La jerarquización de la experiencia es sencillamente una forma de alejarnos de la luz.

Ah bueno, y así por hacer un apunte, igual os sorprende, pero nuestra experiencia nos dice los y las adolescentes utilizan mucho más el preservativo que las mujeres jóvenes-adultas,  ¿eso significa entonces que las mujeres adultas son gilipollas, irresponsables, y que no tienen ni idea del riesgo que asumen cuando toman decisiones?… pues no se…

vomito

Destaco una frase: ¿Por qué todavía hay chicas que no usan ninguna protección en sus relaciones sexuales con el riesgo que ello conlleva de embarazos no deseados y de enfermedades de transmisión sexual (ETS)?... ¿Soy yo, o esta pregunta es directamente punitiva? ¿Qué tipo de pregunta es esta? Es de esas preguntas que no sabes por dónde coger, pero que dices “te habrás quedao a gusto”

Utilizar el adverbio de tiempo “todavía” nos hace visualizar una línea, es como si los comportamientos sociosexuales siguieran una evolución lineal y homogénea, como el matrimonio juas juas juas y además hubieran llegado a un lugar de “evolución = verdad absoluta = valores adultos = progreso” donde las adolescentes no han llegado. Que son, ¿retrasadas?, o ¿irresponsables? ¿esto no os parece un exceso en el nivel de tutorización e infantilización que hacemos de las mujeres? En segundo lugar, del mismo modo que el comportamiento colectivo no avanza como un bloque homogéneo, tampoco lo hacen las vidas y las biografías sexuadas. Quiero decir, ¿acaso tu tomas siempre la misma decisión bajo las mismas circunstancias?; hay días que la cagas, y otros días que no, hay días que la cagas por ti, y otros días la cagas por otros, hay días que parece que la cagas, pero no la cagas, hay días en los que todo el mundo piensa que la cagas y tú sin embargo, estás completamente segura y lúcida sobre tus motivaciones.  Porque resulta que no existen las decisiones buenas o malas de manera absoluta, existen las decisiones vinculadas a circunstancias que nos hacen tomar esa decisión, y es probable que esa, la decisión que efectivamente tomamos sea la única posible siendo quien somos en nuestras circunstancias. Y por último, y aquí me juego vuestro: “Karmento, por ahí ya no paso” no utilizar anticonceptivos, ¿es en todo caso, bajo todos los prismas, desde todas las consecuencias, entre todos los tipos de vínculos, hacia todos los objetivos… un riesgo?

… es que joder hay que estar muy atenta a los discursos mediáticos… Ohno!

 

Palabra 943: nos encantaría que los medios de comunicación renovaran un poco el lenguaje que utilizan también para hablar de sexualidad: posibilidad vs riesgo

Palabra 966: Me leo el informe de la Bayer, que me da mucha confianza, y os cuento a que se refieren con desinformación.

Palabra 988: los datos objetivos no están mal.

¡Os quiero! Bye!  buffcasi…

Fdo: Karmento

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *