Archivo de la categoría: Conciertos

Karmento a 2018

Me llamo Carmen, el To viene de mi apellido, y la K pues esas cosas que hace una para crear un alterego que esté lo suficientemente cerca como para no olvidar quien soy, y lo suficientemente lejos como para no poner en peligro mi libertad, y es que la libertad es el valor que guía mis pasos, tanto en lo personal como en lo profesional. Es por eso, que mi música está impregnada de mensajes sobre las elecciones, los caminos y la libertad de andarlos al paso propio…ese ama tu ritmo y ritma tus acciones bajo su ley, es el slogan que atraviesa mi andar por el mundo, que es mio y con eso ya tengo tarea, la de no andar lanzando mierda a otros, ni buscando responsabilidades donde solo mis propias decisiones me han llevado. Sigue leyendo

Karmento va al cole

Con toda mi admiración, a mis amigas maestras.

Que yo entiendo que si vives entre niños y niñas, este tipo de experiencias sean el pan nuestro de cada día, pero yo, que tengo más experiencia con el mundo de los 14 para arriba, pues no creas, que el mundo infantil me genera una especie de “a ver en que me meto, y a ver como salgo” que me sudan las manos más que en un estreno de musical (sin haber hecho yo nunca en mi vida un musical). Y le digo que sí a mi amiga Carmenzita casi sin pensar, porque se que es una emocionada como yo, y gracias, porque ya os digo que he tenido una vivencia que me dejará el corazón limpio por lo menos cuatro días.

Sigue leyendo

Creciendo a la Rivera de Gata

Nunca sabes cuando te va a tocar dar un estirón, oye. Cuando menos te lo esperas, que tu ya te crees que has crecido todo lo que te tocaba crecer, y que ya no se te van a quedar pequeños ni los pantalones, ni las ganas, ni los veranos, ni las copas de helado medianas, ni las camas de dos cuerpos, llegas a un pueblecico a la Rivera de Gata (Cáceres)  a tocar dos canciones, y te vuelves con un palmo más.
IMG_20160611_221537
Sigue leyendo

Mudanzas, un año después

Ha pasado un año desde que salió Mudanzas, y creo que es la música perfecta para escribir sobre esta experiencia que ha supuesto para mi el segundo proceso de muerte y resurrección de mi vida. Me apetece, y creo que me vendrá bien. Quien sigue mi trayectoria sabe que encuentro en esta intimidad de compartirme, mi propia regeneración. No se cuanto durará el resumen, ya me conocéis, igual hago esta entrada y se acabó, o igual si tengo suerte y sábados por la mañana libres, os narro la historia de Karmento por capítulos…que más da, igual vos no encontráis ningún espacio libre donde encajar este lugar común, que es el cuento de una cantautora.. así del rollo, entre Bebe, Rozalén, y… bueno, pues de ese rollo ya sabes…que como nos gusta compararlo todo 😀 Sigue leyendo

Mi canción Quedar contigo: El origen

Y un día le compré un coche a un pirata Maltés por 350 euros. Aguantó 9 meses con vida y pequeños achaques hasta que llegó el día de su muerte; rápida e implacable: cintas de motor quemadas en la mitad de la carretera de Mosta, y que hice desaparecer a golpe de llamada, dando los datos exactos de su localización. Como por arte de magia, El abuelo se evaporó de la noche a la mañana, literalmente. El abuelo era mi coche, con la chapa llena de roces y el motor en proceso de demencia senil. El abuelo: un Peugeot 205, que necesitaba de una coordinación delicada y precisa de manos y pies para bramar como una manada de mamuts en mitad de la estampida; el abuelo era un hombre genuino y gracias a él, yo compuse esta canción: Quedar contigo. Sigue leyendo

Fin de semana de Música

Cuando la Ana pasó por la calle Concepción a las 20h de la tarde y se percató de la cantidad de personas humanas que habían decidido emborracharse ese día, a esa hora y a saber, pensó: “Mae mía, al Festival no va a venir ni perri”. Y no creáis, que miedo nos entró, cuando a las 22h de la noche, en la Clandestino, nos apremiaban para empezar y el público se resistía a aparecer. Sigue leyendo

Un dos tres… rodando: Mi Rancho

Javier de la Encarnación, el primer hombre al que le vi la chucha y el director, lo describió con precisión el Domingo por la mañana.

Había tres microesferas. En una estaban las personas responsables, las que estaban pendientes de lo que había que hacer, las que se acordaban de que estábamos grabando un videoclip… eran pocas… 3 o 4; luego estaba el grupo de los que salieron locos, este era bastante mayoritario la verdad, y en este podías encontrarte de todo, cada uno con su película particular. Y luego había un grupo bastante peculiar, que eran las personas que se supone que tenían que tomárselo en serio, pero que fueron abducidas por el grupo de las locas; eso eran tú (señalándome a mi, osea yo, la cantante, Karmento) y el manager. Sigue leyendo

PARA MI LA VIDA

Si quieres la coges, y no te quedas esperando a que ella se asome por la ventana, o te invite a un paseo nocturno. Si quieres la coges, y la miras de frente, a los ojos y la derrites. Si quieres la coges en Argentino, por las mañanas con la boca pastosa y maloliente que se olvida de los besos para centrarse en las cuevas; en las sobremesas cuando la digestión te mece y la piel se eriza de caricias y de clítoris; la coges al caer la noche, cuando preparas los planes de fiesta mientras te lavas las manos con besos en nuca, y en las noches de evasión y de ebriedad, cuando el deseo es más fuerte que hábiles son los cuerpos y acuerdas mejor dormimos. La vida es para ti, descalza, valiente, descarada, dulce, tramposa, patológica, desbordante, sencilla como la vida misma. Sigue leyendo

COMO UNA TROMPETA: El origen

No llego a entender del todo el por qué de mi necesidad de cambio. Me refiero a ese impulso repentino, casi imperceptible en los inicios y repiqueteante hasta la explosión en su proceso final. Cuando menos me lo espero, todo aquello que todavía “no es” se convierte en un mar de posibilidades infinitas de las que solo me separa una decisión: SI, adelante, allá voy y sea lo que dios quiera (en este caso, me vuelvo muy clásica con el encomendamiento a Dios), y casi como el punto de no retorno característico del orgasmo masculino, el cambio se necesita a si mismo y a mi no me queda otra alternativa. Con el paso de los años, he aprendido a aceptarlo: lo presiento, lo siento y lo experimento con el método menos dramático que he conseguido desarrollar y ya os digo yo que a veces es muy dramático, porque lo que me gusta a mi un drama…natación sincronizada. Sigue leyendo

Mudanzas, Gira 2015

Hace tiempo que no lo hacía, sentarme a escribir como las poetisas antiguas; en la barra de un bar, escapada de la lava en las calles de Albacete a 43 grados y una caña frente a mi, baboseando la espuma que ni tiempo tiene de diluirse. Hoy soy una poeta antigua y no podría estar escribiendo para las revistas sobre las anécdotas de mi gira 2015. Solo he podido buscar a rastras un bolígrafo en la mochila y encontrar un lápiz, y escribir a carboncillo ni siquiera sé que, pero no voy a resistirme porque es aquí donde comienza la historia…. justo aquí, en el “momento presente” Sigue leyendo