Karmento

Mi madre dice que cuando era una bebé, me “encanaba viva” bailando los pajaritos. Yo no recuerdo eso, pero recuerdo las coplas; a mi madre las mañanas de sábado, cantándolas a pleno pulmón mientras hacíamos la limpieza general; y a mi padre en el camión, que me cantaba canciones populares de historias tristes donde siempre moría algún novillero o alguien iba a la cárcel, pero que a mí me encantaban. He crecido bailando y cantando en la intimidad de mi casa, y en las fiestas del pueblo Bogarra, donde terminaba con el repertorio de todas las coplas aprendidas entre la seguridad de las raíces, y el aplauso de las personas más cercanas.

karmento-pabloElegí otro camino profesional, soy Educadora Social y Sexóloga. Durante muchos años encontré en este gremio un buen canal para expresar mi manera de ver el mundo y mi arte; lo hacía a través de mis proyectos, mi relación con las personas y mis destrezas con sus historias. Fui feliz, pero llegó la crisis, y con ella mi propia crisis.

En 2012, lo dejé todo y me fui a Malta, un rincón del mundo diseñado para la música y la libertad. Y allí, sin ordenes, ni caminos, ni miedo; floreció Karmento. Recuerdo esa época como la Felicidad, esa que sólo se siente cuando estás siendo exactamente lo que eres… Todo fue muy rápido desde entonces, y en mi 32 cumpleaños, me encontré un crowdfunding respaldado por más de 140 personas para grabar mi primer disco. Y en un pestañeo, en Mayo del 2015, estaba subida al escenario de la Sala Clandestino, del David y el Sevi, cantando con banda mis canciones, ya ves, como si fuera una estrella del rock.

Joder…. ha llovído desde entonces, en fin.

MUDANZAS, se llama mi primer trabajo, y desde Mudanzas la vida ha sido de vértigo, porque una sabe donde empiezan las cosas pero nunca donde acaban. Con subidas y bajadas, entradas y salidas, valentías y cobardías, ahora no encuentro un modo preciso de definir lo que soy: cantautora, artista, sexóloga, youtuber, bloggera, politóloga, escritóloga, organizadora de eventos..un poco de to y mucho de na, como todo quisqui en esta era, porque eso si, como dice la Ana, lo que me gusta a mi últimamente las palabras New age, cuántico y esfera.

Una artista o una loca, que jamás olvida sus raíces.