¿Quién es Karmento?

Mi madre dice que cuando era una bebé, me “encanaba viva” bailando los pajaritos. Yo no recuerdo eso, pero recuerdo las coplas; a mi madre las mañanas de sábado, cantándolas a pleno pulmón mientras hacíamos la limpieza general; y a mi padre en el camión, que me cantaba canciones populares de historias tristes donde siempre moría algún novillero o alguien iba a la cárcel, pero que a mí me encantaban. He crecido bailando y cantando en la intimidad de mi casa, y en las fiestas del pueblo Bogarra, donde terminaba con el repertorio de todas las coplas aprendidas entre la seguridad de las raíces, y el aplauso de las personas más cercanas.

karmento-pabloElegí otro camino profesional, soy Educadora Social y Sexóloga. Durante muchos años encontré en este gremio un buen canal para expresar mi manera de ver el mundo y mi arte; lo hacía a través de mis proyectos, mi relación con las personas y mis destrezas con sus historias. Fui feliz, pero llegó la crisis, y con ella mi propia crisis.

En 2012, lo dejé todo y me fui a Malta, un rincón del mundo diseñado para la música y la libertad. Y allí, sin ordenes, ni caminos, ni miedo; floreció Karmento. Recuerdo esa época como la Felicidad, esa que sólo se siente cuando estás siendo exactamente lo que eres… Todo fue muy rápido desde entonces: participaba en todas las Jamming que se hacían por allí, cantaba con músicos de todos los lugares del mundo, acompañando las melodías más hermosas. Formé parte de una banda de reggae fusión llamada Irie Flow; también montamos un pequeño cuadro de Flamenco Fusión para deleite de los turistas en las terrazas, y entre tanto, ocupaba mi tiempo de soledad componiendo mis propias canciones y compartiéndolas con mi nueva familia.

En mi 32 cumpleaños, me encontré un crowdfunding respaldado por más de 140 personas para grabar mi primer disco. Y en un pestañeo, en Mayo del 2015, estaba subida al escenario de la Sala Clandestino, del David y el Sevi, cantando con banda mis canciones, ya ves, como si fuera una estrella del rock.

MUDANZAS, se llama mi primer trabajo, y desde Mudanzas la vida ha sido de vértigo, porque una sabe donde empiezan las cosas pero nunca donde acaban. Con subidas y bajadas, entradas y salidas, valentías y cobardías, ahora no encuentro un modo preciso de definir lo que soy: cantautora, artista, youtuber, bloggera, politóloga, escritóloga, organizadora de eventos..un poco de to y mucho de na, como todo quisqui en esta era, porque eso si, como dice la Ana, lo que me gusta a mi últimamente las palabras New age, cuántico y esfera.

Una artista o una loca, que jamás olvida sus raíces.