Archivo de la etiqueta: amor

Feria de Albacete 2018: espacio para la seducción

En los últimos meses, debido a todo lo acontecido en relacion a las agresiones sexuales he tenido un montón de pequeños debates con amigas y amigos, y compañeros del gremio sobre el asunto, y es que en el terreno de la sexología siempre aparece un pequeño temor cuando los enfoques desde los que se analizan la realidad de los sexos carecen de un análisis sexológico que nos ayude a entender como funciona esto del acercamiento sexual , el deseo y la seducción desde la perspectiva sexuada.

Por si os apetece, el año pasado publiqué 6 Ideas para el Disfrute sexual en la feria de Albacete. En este post voy a hablar de la seducción y la conquista, o lo que viene a ser el juego equilibrado de placer entre los sexos, que suena rimbombante, pero que si lo piensas dices oye, pues dice poco pero…

Comienzo diciendo que la seducción que nos nos la quite nadie, porque esto es lo que llena los bares, las carpas, el templete y las terrazas del 7 al 17, y de ahi salen historias míticas y desastrosas que siempre valdrá la pena recordar. Un te miro, me esquivas, te acercas, me rozas, me tiras el cubata, sonríes, te pico, te giras, perreas, me apeteces, compito, me enfado, me confundes, me aclaras, te cojo, me sigues…esque es rico por donde lo muerdas!

En los juegos de la seducción y el deseo no debemos olvidarnos de que aquellos que juegan son dos cuerpos y mentes, con sus respectivas emociones, búsquedas y necesidades, por lo que es muy importante que esos dos sean capaces de marcar los límites y respetar los limites del otro. Y ahí la responsabilidad sobre lo que quiero, expreso y hago es de cada cual.

Y todo esto sería super fácil, si no vivieramos estancados en la comunicación sexofóbica, que como a veces le comento a algunas parejas con las que trabajo: lo que no puede ser es follar más de lo que hablamos de follar. Y no se porque tenemos tanto miedo a entender el juego del enrollarse como un juego de negociación en el que se puede establecer ciertas reglas a priori, y al paso en que se desarrolla, ir marcando los limites de las jugadas y las posibles metas. Que hablar de lo que queremos hacer con nuestro cuerpo, teniendo en cuenta que no conocemos al otro de nada, como mínimo puede ser una medida de salud, y como máximo puede ser terriblemente excitante.

Presentado el cartel de la Feria de Albacete 2018

Presentado el cartel de la Feria de Albacete 2018

Es bastante comproblable que en la construcción de la deseabilidad de los sexos, los hombres en general tengan más dificultades para controlar las pulsiones de penetración. No te hace ser un mal tio querer follarte a esa tía, y no hay ningún problema con tus erecciones, al fin y al cabo son reflejos, pero no puedes olvidar, en momentos de efusión y ebriedad, que tu polla puede ser demasiado impulsiva y olvidarse de que ese cuerpo que tienes en frente pertenece a una mujer con emociones y mente, con deseos y necesidades que pueden o no coincidir con las tuyas. Tenlo en cuenta y busca una pareja sexual que comparta tus preferencias para esa noche. Y ante la duda, porque a veces las señales pueden ser confusas, puedes utilizar una herramienta muy sencilla y útil como son las palabras… entonces reina, que marcha llevas?
Así que hermoso, si lo que te apetece con esa tía es ponerla a cuatro patas y hacerla rabiar, pues se lo vas comentando con cariño, con susurro y con un poco de elegancia, que igual a ella también le apetece, pero no tiene muchas ganas de que una boca de babas venga a perrearle como si fuera un cojín para pasar posteriormente a intentarlo con su amiga.

Y las mujeres, pues reconozcamoslo, que nos gusta ser deseadas, y a veces pues movemos el culo que da gloria vernos. Y no nos olvidemos que el tinglao esta montado para hacer compatibles los juegos binomiales. Desear-ser deseada/o , es un juego básico de la erótica, y que además puede ser muy divertido y excitante, y sobretodo, intercambiable. Solo que a veces, tu pulsión por sentir esa sensación de ser una “hembra salvaje o liberada” te puede llevar a olvidar lo que realmente estás buscando, que perfectamente puede ser eso, pero perfectamente no, y lo más importante es que seas capaz de definir tus propios límites y reconocer tus propios deseos, para que ante la duda tengas la certeza de que te comportas tal y como quieres comportarte. Siempre puede aparecer otra “hembra salvaje y liberada” que haga todo aquello que tu crees que el desea pero a ti no te apetece hacer, pero ante esa situación quizás es mejor claudicar, aceptar la sustitución y buscarte a otro jugador que entienda tu lenguaje.
Asi que hermosa, si lo que te apetece es que no sabes muy bien lo que te apetece porque a ti te gusta improvisar, pero ese tío te pone como una perra, y lo único que esperas es no encontrartelo a las 2 horas o al día siguiente comiéndose con los ojos a otra reina, pues se lo vas comentando con cariño, con susurro y con un poco de elegancia, que igual el también tiene ganas de ser el rey de una reina esa noche, y lo mismo hasta te lo gozas de verdad.

Esta claro que cuando nos enfrascamos en una seducción, y sobretodo dicha seducción está embriagada por el alcohol y otras drogas, puede haber malas interpretaciones, o jugadas que salen mal, o equivocaciones, y ante estos riesgos, la única apuesta segura es tener claro cual es tu juego y donde están tus límites. Esto va de que cada una y cada uno es responsable de quien es, de lo que quiere, y del modo en que se proyecta hacia los demás. Y aquí la autoconsciencia es la herramienta más útil que puedes utilizar.

Respecto a todo lo demás, lo que hace daño, lo que rebasa los límites, lo que nos hace sentir mal, lo que agrede o nos lleva por caminos que nos atrapan, una señal de prohibido pasar y a otra cosa mariposa.

Feliz feria 2018!

Karmento
7 de Septiembre 2018

He aquí el amor: Desintoxicación

Es jodida, muy jodida la fase de desintoxicación. Antes de empezar existe, llamémosle, el día previo; el día del máximo dolor, del mayor nivel de certeza. El día que no puedes por más tiempo eludir el hecho de que aquello que más deseas, te hace daño. Y es una verdadera mierda tocar fondo, duele mucho el corazón quebrándose, y una asfixia intensa en el núcleo de tu ser, te dice que aquello que más deseas, es aquello que MAS daño te hace, y que, si sigues así, corres el riesgo de cargarte todo, reventar el verdadero amor. Y ya no hay otra salida, por mucho que lo hayas fingido o intentado. Es muy difícil llegar hasta aquí, y reza para que AQUÍ no lo hayáis destrozado todo. Pero llega, y con ello la escapatoria, la oportunidad de hacer las cosas bien. Y ese día es una suerte, créeme, puedes sentirte orgullosa ese día porque es el principio de tu recuperación.

Hay que ser muy firme en la desintoxicación, porque del mismo modo pasa en sentido contrario. A dos días de dejar tu droga, sientes que aquello que más daño te hace en ese momento, es lo único que podría calmarte. Así que es muy frágil, la decisión está en la cuerda floja, a golpe de impulso, a golpe de un pequeño olvido. La carencia espera inquieta cualquier excusa para volver a caer. Y entonces recaes, y en cada recaída la asfixia se hace mayor y el dolor más insoportable…. aunque bueno, si entiendes esto que te estoy contando, igual también puedes reírte…ea, que le vamos a hacer, es lo que tienen las drogas. Un poco de humor y paciencia con las recaídas por favor. Sigue leyendo

Ama, y cuando no ames, desama.

Toda la vida intentando entender el amor, como todo el mundo, porque el amor es algo así como la muerte; un camino inevitable. Estudio el amor, lo exploro, lo desgrano, lo pregunto, lo quiero…el amor. Es más, diría que lo que llevo haciendo toda la vida es intentando que me quieran, porque el amor también se parece a la muerte en eso de hacerte consciente de tu escasa trascendencia. Quiéreme quiéreme, quiéreme por favor quiéreme…

Y si te ama uno, o una, pareces un poco más grande de lo que eres, un pelín más importante, una pizca más necesaria, parece incluso que si alguien en este mundo pudiera librarse de morir, esa serías tu.

Más calor en la cama.
Más estar en la cima de la montaña.
Más ser la primera.
Más ser exclusiva.
Más cenas de cumpleaños
Más soldados en tu bando.

Pero ojo la trampa, porque si el amor se acaba, o los cuerpos no se entienden, o el futuro no se acuerda, o me duele más que quiere… Sigue leyendo

Mudanzas, un año después

Ha pasado un año desde que salió Mudanzas, y creo que es la música perfecta para escribir sobre esta experiencia que ha supuesto para mi el segundo proceso de muerte y resurrección de mi vida. Me apetece, y creo que me vendrá bien. Quien sigue mi trayectoria sabe que encuentro en esta intimidad de compartirme, mi propia regeneración. No se cuanto durará el resumen, ya me conocéis, igual hago esta entrada y se acabó, o igual si tengo suerte y sábados por la mañana libres, os narro la historia de Karmento por capítulos…que más da, igual vos no encontráis ningún espacio libre donde encajar este lugar común, que es el cuento de una cantautora.. así del rollo, entre Bebe, Rozalén, y… bueno, pues de ese rollo ya sabes…que como nos gusta compararlo todo 😀 Sigue leyendo

14 Febrero, San Valentín: Yo soltera

14 de Febrero, San Valentín: día de los enamorados. Se agradecen las flores en la puerta de esta soltera de pro. 

Ser soltera no es un estado civil, es una condición del alma. Yo voy a ser soltera toda la vida, y aunque me casara y tuviera 4 hijos gordos y con gafas de esos que te los quieres comer y reventar a todas las madres y padres de todos los niños que se meten con tus criaturas, y cuidadito que me hago presidenta del AMPA, seguiría siendo la soltera mayor del reino. Que además ya me lo ha dicho  mi amor, mientras veía The Lobster y le narraba mis sensaciones por el wasap, que yo hacía mucho tiempo que había elegido pertenecer a la tribu de los solteros, que pueden masturbarse tras los árboles y han de cavar sus propias tumbas, y que le parecía muy bien, pero no esperase que él trasladase mi cadáver cuando estuviera muerta: “Don´t expect anyone else to dig your grave for you, or to carry your corpse. We´ll throw some dirt over you, but that´s about it” Sigue leyendo

He aquí el amor: un futuro

Ni de cerca esperaba encontrarte parado en ese pasillo después de tantos años. Y aún con ellos sigues igual, con la rodilla doblada y apoyando la planta del pie sobre la pared, a ese estilo de los chicos malos en películas que antes decía de los 50, pero que ya no se que decir porque han pasado unas cuantas décadas, y más rápidas, y el estilo de los 50 solo es un fotograma en mi memoria y quizás inventado. Has pasado unas cuantas décadas de crionización y en el futuro, se ve que sigues creyendo que serás eternamente joven y no vas a morir nunca. Y es ridículo, es casi patético, pero me encanta, siempre me encantó de ti, que cerrases a cal y canto tu conexión con el mundo exterior y te convirtieras en un clásico, un eterno clásico de la época en la que moderno era tener un robot aspiradora, y la comida tardaba un poco en estar lista, así que ahora ya no sé ni lo que eres, pero no parece importarte ser cualquier cosa. Sigue leyendo

YO QUIERO VIVIR UN AMOR SECRETO así todo seguido

Yo quiero vivir un amor eterno y secreto; de los que aparecen años después entre los cajones olvidados y abren puertas a los grandes secretos de familia, y entonces tu historia revuelve todas las historias que te preceden y te continúan, y algún miembro de tu familia decide dar un gran paso que cambiará su vida, y luego llega Isabel Allende y escribe una historia llena de los mismos nombres mil veces repetidos pero ya no lo sabes porque estas muerta o ni siquiera existes. shhh buenaUn amante secreto, escondido en la historia de los logros y las inversiones, y las derrotas, y las sábanas bordadas que todavía conservas, y los cumpleaños en Facebook, y las dietas, y las cosas que se hicieron para sobrevivir o vivir, según la época y el miedo. Sigue leyendo

Resultado del experimento ¿Dónde se escribe el amor?

Mi experiencia con el Amor en la frente no me ha revelado nada nuevo, pero si me ha hecho reafirmar una serie de hechos sobre mi misma:

1. Estoy muy flipada.
2. Desde que tengo una idea hasta que la pongo en marcha, el tiempo que dedico a estimar las posibles consecuencias de poner en marcha la idea; las implicaciones, los contra, las responsabilidades, es 1 segundo…glup glup glup….eso solo puede ir asociado a fracaso estrepitoso, o a brote; en este caso de cándidiasis, que ya sabemos que el cuerpo y la mente tienen su peculiar manera de gestionar la vida.
3. Tengo la poca vergüenza de responsabilizar a mi brote de cándidas de mi falta de compromiso, y así sucesivamente.
4. La velocidad de cambio de mis verdades multiplica por 3 cualquier estimación. Por los siglos de los siglos Amén, esa el la Verdad :)
5. De lo que digo con palabras a lo que hago con actos, puede variar 120 sobre 100. Soy poco fiable más allá de aquí y ahora + 30 minutos. Jode, pero así es.
6. Mi conflicto entre exhibicionismo/anonimato es una fuente inagotable de retos internos, que resuelvo como buenamente puedo, casi siempre con un apaño de: “la la ra la raaaaaa… y silbiditos de disimulo” Sigue leyendo