Una tarde de lluvia en Madrid

Una tarde de lluvia en Madrid..

una ventana con rieles de gotas que atraviesan los tejados,
una lechuga pequeña creciendo en un macetero diminuto,
una terraza encharcada,
un suave gusto a silencio triste y sonido de agua,
las primeras notas,
un plato de pasta carbonara vacío sobre la mesa, solo huevo y panceta,
los crujidos ocultos de las paredes,
un escritorio de los 90, donde apenas cabe el ordenador y una libreta donde apuntar….cosas,
el sentimiento de vida recluida en el interior de las casas,
esa pacífica parálisis de donde tiene que surgir un movimiento,
la lista de tareas fugaces e intercambiables;
ver un capítulo y dormirte otro,
hacer un bizcocho,
echar de menos,
recortar letras,
bendecir la lluvia en los campos,
disfrutar de la soledad,
exprimir un recuerdo,
pasar la resaca,
masturbarte,
soñar el verano,
estudiar un curso online,
mirar el whasap,
mirar el whasap,
mirar el whasap,
escribir poesía,
aburrirte como una ostra…

Rieles, que palabra tan bonita.

Karmento.
Abril 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>